EL MITO DE LA IDEOLOGÍA SOCIALISTA Y LA REVOLUCIÓN RUSA

¿La ideología socialista y la Revolución Rusa de 1917 fueron financiadas por la élite de los Estados Unidos y de Europa?

INTRODUCCION

Cuando me topé con esta afirmación mi primera impresión fue pensar que se trataba de una broma pesada. Pero al revisar el trabajo del investigador, Dr. Antony Sutton, y saber más acerca de su biografía y la manera en que fue excluido por la comunidad intelectual de su época como se explica al final de este trabajo, me di cuenta de que existía una gran probabilidad de que fuera verdad.

Esto me pareció increíble porque desde niño tuve contacto con revistas como Life y Selecciones del Reader´s Digest en un periodo que abarcaba de los años 40´s hasta los 70´s y en ellas pude enterarme de lo que la Segunda Guerra Mundial había representado para la civilización del siglo XX.

Los artículos y reportajes enaltecían todos los valores imaginables de las tropas aliadas como su valor, su inteligencia, su integridad, su incorruptibilidad, etc., en fin, la lucha de todo aquello que representaba el bien contra todo lo relacionado con el mal. Uno de los puntos que me llamó mucho la atención fue que cuando los alemanes fueron derrotados y las tropas aliadas entraron a Berlín conscientes de que aquel que llegara primero se llevaría el mayor tesoro de todos: los científicos alemanes.

Después de la repartición del botín de guerra por parte de los vencedores dio inicio el periodo conocido como la Guerra Fría en el que se enfrentaban dos potencias incontenibles, los rusos y los norteamericanos, y dos ideología, el comunismo y el capitalismo.

Yo prácticamente crecí con la Guerra Fría, con el temor de que cualquiera de los dos bandos iniciara, por órdenes superiores o por un error humano, la batalla final, la Tercera Guerra Mundial, esta vez en su versión termonuclear que borraría al ser humano de la faz de la Tierra.

Las agresiones verbales entre los políticos de ambos gobiernos en turno eran cosa de todos los días y en ellas se podía apreciar el desprecio, la descalificación, la aversión y en una palabra, el odio mutuo que se extendía a los pobladores de los países correspondientes.

Por todo lo anterior me resultó sumamente sorprendente el enterarme de que todo fue un montaje, de que no sólo la URSS recibió apoyo financiero y tecnológico de las altas esferas de los Estados Unidos sino que, incluso, la misma ideología comunista-socialista de Carl Marx fue mandada a hacer a “la medida” por los hombres más poderosos del planeta.

A continuación reproduzco parte de la introducción del libro La Plutocracia Wall Street y los Bolcheviques del investigador inglés Dr. Antony Sutton, realizada por el traductor de la edición electrónica de 2007:

“La complejidad del tema

A las personas que han vivido los años de la Guerra Fría; que han pasado una gran parte de sus vidas preocupadas por la posibilidad de un holocausto nuclear, temiendo que algún demente de uno u otro lado de la Cortina de Hierro “apretara el botón”; a las personas que durante su niñez, su juventud y la mayor parte de su vida adulta no escucharon más que sesudos análisis y alarmantes comentarios sobre el enfrentamiento y las reiteradas crisis entre el capitalismo norteamericano y el comunismo ruso; a esas personas se les hará muy difícil imaginar que, detrás y por encima de toda esa pantalla de conflictos entre ideologías, políticas y estrategias, pudo existir una connivencia y hasta una colaboración extraordinariamente beneficiosa entre personas pertenecientes a los dos bandos supuestamente enfrentados a muerte.

Y, sin embargo, eso es lo que demuestran – sin lugar a duda alguna – los registros, los archivos y los documentos que están siendo liberados al público.

En Rusia, después del colapso de la URSS, ha surgido toda una montaña de documentos y archivos que recién está comenzando a ser evaluada. Pero ya antes de ello, en los EE.UU. al vencerse los plazos que permiten el mantenimiento en secreto de los archivos oficiales del Estado, los documentos relacionados con hechos ocurridos a principios y a mediados del Siglo XX fueron siendo liberados al dominio público con lo cual – al menos en buena parte – pudieron ser consultados por historiadores, investigadores y académicos.

Lo que estos documentos revelan resulta asombroso para quienes siempre creyeron a pié firme en la seriedad del enfrentamiento entre el comunismo y el capitalismo; aunque, la verdad sea dicha, en buena medida no hacen sino confirmar la mayoría de las fundadas sospechas que muchos escépticos siempre tuvimos. Las pruebas demuestran que la estructura tecnoindustrial de la Unión Soviética, y en especial su aparato industrial-militar, se construyeron en gran parte con dinero capitalista, con tecnología norteamericana y con knowhow occidental. Grandes empresas capitalistas tuvieron no menos grandes inversiones en la URSS. Prácticamente dos de cada tres grandes empresas industriales soviéticas se construyeron con la ayuda de firmas capitalistas o con asistencia tecnológica capitalista

¿Cómo se condice esto con la supuesta enemistad absoluta entre capitalismo y comunismo? En gran medida, este libro de Antony Sutton responde a esa pregunta – al menos en cuanto a los orígenes de la Revolución Bolchevique y su financiación inicial. Sobre los años siguientes, el mismo autor ha brindado abundante material adicional y probablemente su mejor trabajo en este sentido sea su The Best Enemy Money Can Buy (El Mejor Enemigo que el Dinero Puede Comprar), dónde demuestra fehacientemente la colaboración que el Estado soviético recibió de empresas capitalistas occidentales (y principalmente norteamericanas) en áreas tan sensitivas como las de la industria automotriz – incluyendo vehículos militares blindados –, las computadoras, la aeronáutica, la misilística, la industria naval, el petróleo y otras actividades.

Pero, sea como fuere, lo cierto es que todo comenzó en 1917 con la “Revolución de Octubre” que instauró el comunismo en Rusia. Y, realmente, explicar ese inicio no es fácil.”

“La portada de este libro fue dibujada por el caricaturista Robert Minor en 1911 para el St. Louis Post-Dispatch. Minor fue un talentoso artista y escritor quien también supo desempeñarse como revolucionario bolchevique. Fue arrestado en Rusia – en 1915 – por supuesta subversión y, más tarde, terminó al servicio de prominentes financistas de Wall Street. En la caricatura, Minor retrata a un Carlos Marx barbudo y satisfecho, con Socialismo bajo el brazo, y aceptando las felicitaciones de luminarias financieras como J.P.Morgan, su socio George W.Perkins, un exultante John D. Rockefeller, John D. Ryan del National City Bank y, en el fondo, Teddy Roosevelt – prominentemente identificado por sus famosos dientes. La muchedumbre que vitorea y los sombreros volando por el aire sugieren que Carlos Marx debe haber sido una clase de sujeto bastante popular en el distrito financiero de Nueva York.”

El personaje que no aparece en esa imagen, Lionel Nathan Rothschild (1808-1879), perteneciente a la dinastía Rothschild fue el primer miembro judío de la Cámara de los Comunes del Reino Unidos y dueño de los principales bancos y fortunas de Inglaterra, defendió y apoyó a los objetivos del Sionismo y debido a su gran poder y lo oscuro de su figura, también fue considerado durante muchos años como el autor de Los Protocolos de los Sabios de Sion.

Para algunos autores el papel de Lionel Nathan Rothschild no fue el simple tesorero, sino que fue el verdadero jefe a la sombra del Comunismo marxista y principal financiero de Karl Marx y del Marxismo internacional.

“’Nathan Rothschild le dio a Marx dos cheques de varios miles de libras para financiar el socialismo. Los cheques fueron expuestos en el British Museum, después que Lord Lionel Walter Rothschild, un fideicomisario, legó su museo y biblioteca al British Museum,’ argumenta David Rivera en Aviso final: una Historia del Nuevo Orden Mundial.”

LA ELITE

Lo que sigue pareciera salido de una novela policiaca. El 26 de enero de 1938 la policía estalinista (NKVD) interrogó a Christian G. Rakovsky , fundador de la Internacional Socialista, sentenciado a pena de muerte acusado de conspirar para derrocar a Stalin. La transcripción del interrogatorio se conoce como la Sinfonía Roja y en ella se confirma que los Rothschild planearon usar el comunismo para establecer una dictadura mundial de los súper-ricos, la creación y destrucción de Hitler y el porqué del pacto de Stalin y Hitler en 1939 en el que a Stalin le dieron dos opciones. Si se repartía Polonia con Hitler, Occidente le declararía la guerra a un solo agresor: Alemania. Si se negaba, los banqueros permitirían a Hitler que lo derrocara.

Rakovsky tratando de salvar su vida trata de impresionar a sus interrogantes diciendo la verdad a medias, y afirmando que trabajaba para una fuerza invencible llamada “Internacional Financiera Capitalista-Comunista”. Aseguró que el verdadero objetivo del movimiento revolucionario era dar poder mundial total a los banqueros, dividiendo a la sociedad y socavando la autoridad establecida. Explica que los “Illuminati” son una sociedad secreta masónica que promueve el comunismo, del cual él mismo era miembro pero que no formaba parte del círculo interno.

Además Rakovsky afirma que:

“El dinero es la base del poder y los Rothschilds lo fabrican gracias al sistema bancario.”

“El Movimiento Revolucionario es un intento de (Nathan) Mayer Rothschild y sus aliados para proteger y ampliar este monopolio mediante el establecimiento de un nuevo orden mundial totalitario.”

“Los Rothschilds no eran los tesoreros, sino los jefes del primer comunismo secreto… Marx y los más altos jefes de la Primera Internacional … fueron controlados por el Barón Lionel Rothschild [1808-1878], revolucionario cuyo retrato fue hecho por el Primer Ministro inglés, Disraeli, que también fue su criatura, y nos ha llegado en la novela de Disraeli: “Coningsby.”

La pena de muerte de Rakovsky fue conmutada. Algunos creen que vivió bajo una falsa identidad y otros que lo mataron en 1941.
Estas y muchas revelaciones más las encontrarán en el interesante artículo Los Rothschild y la Revolución Comunista de Henry Markow.

LAS ADVERTENCIAS DE DISRAELI

Tomado del artículo Las advertencias de Disraeli, capítulo 21 de La Controversia de Sión de Douglas Reed.

Benjamín Disraeli (1804-1881), conocido también como Lord Beaconsfield, quien fue un político, escritor y aristócrata británico y que ejerció dos veces como Primer Ministro del Reino Unido, declaró por medio de su personaje Sidonia en su novela “Coningsby” publicada en 1846 que:

“el mundo está siendo gobernado por personajes muy diferentes de los imaginados por aquellos que no están detrás de las cortinas”, y en estas palabras afirmó públicamente que el gobierno real está en la Mano Oculta. Todos los observadores informados saben que ésta es la verdad de los asuntos, pero cualquier presidente norteamericano o primer ministro británico de hoy, denunciaría la declaración como una “caza-de-brujas”. “Pienso”, dijo Sidonia “que no hay ningún error tan vulgar como creer que las revoluciones son ocasionadas por causas económicas”. Así habló Disraeli; en nuestros días Lloyd Georges y Woodrow Wilsons, Roosevelts y Trumans han pretendido que las revoluciones en Francia y Rusia y en otras partes fueron erupciones-masivas espontáneas de los “pueblos” enfurecidos contra la “tiranía.”

Otros párrafos del artículo Las advertencias de Disraeli:

“Marx planeó destruir una clase gobernante para establecer un despotismo tal como el mundo nunca había conocido.”

“Todo sobre Marx es ficticio: sus treinta años de incitación desde la sala de lectura del Museo británico, su cómoda vida de la generosidad de Friedrich Engels, su matrimonio evidentemente calculado a una ‘von’, su entierro gentil con oraciones al borde de su tumba; todas ella son típicas del pequeño burgués que tan ruidosamente declamó [170] contra la burguesía. La cosa más ficticia de todas fue su Manifiesto Comunista que diagnosticaba una dolencia (‘El proletario no tiene propiedad’) y prescribía el suicidio como remedio (‘La teoría de los Comunistas puede resumirse en la sola frase: La abolición de la propiedad privada’).”

“Esto era un claro anuncio al proletariado que no tenía nada que ganar sino cadenas del Comunismo, y si las erupciones revolucionarias por Europa siguieron la publicación del Manifiesto en enero de 1848, las masas oprimidas no pueden haber despertado a ellos por su lógica. Dentro de unas semanas de la publicación, las revueltas ocurrieron por toda Alemania, en Austria, Hungría, Italia, Francia y Dinamarca. Ésta fue la prueba que las ‘sociedades secretas’ individuales en los diferentes países estaban unidas, que algún medio había sido encontrado para coordinar y sincronizar sus erupciones, y así, por primera vez, demostrar la revolución-mundial en acción, a través de las erupciones simultáneas en numerosos países.”

“Así, cuando Disraeli murió, la cosa que él se había esforzado en evitar había ocurrido: las ‘sociedades secretas’ se habían soldado en un movimiento revolucionario mundial bajo el control judío, y esto se estaba preparando para explotar las fundaciones del Siglo 20. Él había encontrado la descripción perfecta para esta organización: ‘una red’ que cubrió Europa ‘así como la superficie de la tierra está siendo cubierta por el ferrocarril.’ Los hombres informados empezaron cada vez más frecuentemente a usar esta expresión, ‘la red’, y a hablar de ‘la mano oculta’ que controlaba a los gobiernos. En los años previos de las revoluciones de 1848, el ex Rabino Drach, que tal como Disraeli previo lo que estaba viniendo, publicó su acusación al Talmud como la fuente de este proceso disociador; su persecución resultante fue descrita por una escritora judía llamada Morel, que entre otras cosas dijo, ‘cuáles pueden ser las medidas más sabias que pueden tomar las autoridades de todos los países contra la inmensa y permanente conspiración de un pueblo, el cual, como una red tan inmensa como es de fuerte, está estirada sobre todo el globo, dando la señal a su fuerza para dirigir un evento dondequiera que ocurra que interese al nombre de Israelita.’ ”

EL OBJETIVO FINAL

A continuación reproduzco parte del artículo Obama, marxista, candidato de los banqueros de izquierda :

La ideología de Karl Marx fue una artimaña histórica, una estratagema de la élite dominante. Marx estaba relacionado con la familia Rothschild por parte de su bisabuela. Pero aunque los Rothschild no tuvieran nada que ver con su pariente Karl Marx la filosofía política del Marxismo estaba hecha a la medida de los banksters o banqueros-gangsters quienes dirigen la riqueza hacia arriba, hacia sus propias arcas. Estos banksters son grandes ladrones, a escala monumental.

“Como señala Antony C. Sutton en Wall Street y la Revolución Bolchevique, ‘tanto la extrema derecha como la extrema izquierda del espectro político convencional son absolutamente colectivistas’, y ambas ‘recomiendan sistemas político-económicos totalitarios basados en la coerción individual y poder político ilimitado,’ un sistema adecuado a los banksters, quienes después de todo son monopolistas.

El control monopolista de las industrias fue una vez el objetivo de J. P. Morgan y J. D. Rockefeller, pero hacia el final del siglo XIX, Wall Street comprendió que el modo más eficiente para conseguir un monopolio sin rival era meterse en la política, y conseguir que la sociedad trabajara para los monopolistas — bajo el disfraz del bien público.

Después de todo, fue John D. Rockefeller, Sr. quien declaró: ‘La competición es un pecado.’

Como escribió H.G. Wells en su libro del año 1939, El Nuevo Orden Mundial, este bankster impuso la ‘revolución’ que no es otra cosa que ‘socialismo mundial, científicamente planificado y dirigido.’ Según uno de los contemporáneos de Wells, Aldous Huxley, esta ‘utopía’ artificial no llegará de forma natural o sin lucha — una forma de ‘totalitarismo supra-nacional’ nacerá mediante… el caos social, ‘un caos que se aproxima más cada día a medida que los banqueros sabotean la economía global en un esfuerzo por imponer un nuevo feudalismo, con siervos y señores, a escala mundial.’

Como explicó el historiador del CFR, Carroll Quigley, en Tragedy and Hope, los banqueros se metieron en política no solo para que la sociedad trabajara para ellos, sino para destruir la civilización como la conocemos e imponer un feudalismo a escala global.

‘Por primera vez en su historia, la civilización occidental está en peligro de ser destruida internamente por una banda dirigente corrupta y criminal, centrada alrededor de los intereses de los Rockefeller, que incluye elementos de los Morgan, Brown, Rothschild, Du Pont, Harriman, Kuhn-Loeb, y otros grupos también. Esta junta tomó el control de la política, las finanzas, y la vida cultural de América en las dos primeras décadas del siglo XX,’ escribe Quigley.

Es un sistema ‘para ser controlado de un modo feudal por los bancos centrales del mundo actuando coordinadamente, mediante acuerdos secretos obtenidos mediante frecuentes reuniones y conferencias,’ Quigley explica.

No es solo un sistema financiero, sino uno político y cultural. Es una dictadura científica que Quigley no imaginó cuando escribió su libro en 1975.

Dennis L. Cuddy explica:

Económicamente, no había clase media en la época feudal, y eso explica el asalto sobre las clases medias hoy en día. La carga fiscal la soporta principalmente la clase media, que paga un porcentaje de su renta superior en tributos a la que pagaban los siervos en los tiempos feudales. Los negocios pequeños (regulados por los burócratas) hoy en día se parecen a los vasallos feudales. Usted y yo somos como los campesinos de los tiempos feudales. Se nos llama ‘capital humano’ o ‘recursos humanos,’ y han de ser ‘gestionados’ como el ‘ganado humano de los tiempos feudales.’”
LA SITUACIÓN ACTUAL

Tomado del artículo Los Rothschild y la Revolución Comunista de Henry Markow.

“Europa y los Estados Unidos hace mucho tiempo que han sucumbido al control de los Rothschild-Illuminati. En Rusia, todavía hay algunos espasmos de muerte.

Recientemente, Vladimir Putin detuvo a Mikhail Khodordovsky, el jefe de la mayor empresa petrolera rusa: ‘Yukos’ y ‘el hombre más rico de Rusia.’

Putin anunció que Rusia podría aprovechar sus $12.000 millones, el 26% de las acciones de la compañía petrolera, uno de los muchos bienes nacionales saqueados en la reorganización del comunismo hace 15 años.

Después nos enteramos de que las acciones ya habían pasado a poder del banquero Jacob Rothschild en virtud de un ‘acuerdo desconocido’ diseñado para tal circunstancia. Los dos (Khodordovsky-Rothschild) se habían conocido durante años ‘a través de su amor por las bellas artes’.

Rakovsky le dijo a Kus’min que los Illuminati nunca toman posiciones políticas o financieras. Utilizan ‘intermediarios’.

‘Los banqueros y los políticos son sólo hombres de paja… a pesar de que ocupan lugares altos y parecen ser los autores de los planes que se llevan a cabo…’

Obviamente Khodordovsky es un ‘intermediario’ de los Rothschild.

También lo son Richard Perle, Henry Kissinger y Ariel Sharon, cada uno de ellos habló en contra de la acción de Putin. Perle, el arquitecto de la Guerra de Irak, pidió la expulsión de Rusia del G-8. Sharon expresó su preocupación por ‘la persecución de los hombres de negocios judíos’.

Khodordovsky es judío como es su sucesor Simon Kukes, Perle y Kissinger.

Y si todavia alguno tiene alguna duda de como los Illuminati manipulan las ideologías por la que muchos dicen estar dispuestos a morir pueden ver el saludo masónico entre Reagan y Gorbachov.”

HECHO DE LA CONSPIRACIÓN HISTÓRICA

Karl Marx fue financiado por banqueros privados, el comunismo es una ideología para mantener a la gente en un pastizal completamente controlado.

Antony Sutton dice en el prefacio de Wall Street y Los Bolcheviques:

“Hallamos que existió un vínculo entre algunos banqueros internacionales y muchos revolucionarios, incluyendo a los bolcheviques. Estos caballeros banqueros — que aquí se identifican — tuvieron un interés financiero en, y estuvieron comprometidos con, el triunfo de la revolución bolchevique.

Quiénes, por qué — y por cuánto — es lo que constituye la trama de este libro.”

ACERCA DEL DR. ANTONY SUTTON

Me permito reproducir un poco de su vida y obra, que pueden encontrar en los artículos Enciclopedia de la conspiración: Antony C. Sutton: y Welcome to an endless journey, one man’s life an its wake (Bienvenido a una jornada sin fin, a la vida de un hombre y a su despertar) :

“Antony Ciryl Sutton (1925-2002) – economista, historiador y escritor de origen Inglés. Un graduado de tres universidades de Londres, Gentyndze en California. Recibió su doctorado en la Universidad de Southampton en Inglaterra. Desde 1962 vivió permanentemente en los EE.UU. En años 1968-1973, trabajó en la Hoover Institution, un think-tank fundado por Herbert Hoover (presidente de EE.UU. en 1929-1933). Allí, obtuvo acceso a muchos de los documentos que luego dieron lugar a una serie de obras, entre ellas tres volúmenes publicados bajo HI: ‘Tecnología occidental y desarrollo económico soviético’ (1968, 1971, 1973). En su publicación Sutton demostró que la tecnología que le permitió a la Unión Soviética construir su propio imperio, vino de los EE.UU. (hay un comentario sobre este asunto en la entrevista traducida por mí).

Tocar temas como este no ayudó en la carrera académica de Sutton. En 1973, después del lanzamiento de su libro ‘Suicidio nacional: la ayuda militar a la Unión Soviética’, fue expulsado de la Hoover Institution. Fue en aquel momento cuando el director de la CIA, Glenn Campbell, le dijo a Sutton: ‘No sobrevivirás’ (‘You will not survive’).

Sutton no se desanimó y dedicó aún más tiempo y energía a sus estudios. En libros posteriores, señaló que la ayuda a los soviéticos después de 1917 no fue la única ayuda que la élite americana les ofreció a regímenes totalitarios. Se dio una asistencia similar después de la llegada al poder de Adolf Hitler en 1933 (‘Wall Street y el ascenso de Hitler’, 1976).

En una entrevista que concedió Sutton poco antes de su muerte, cuando se le preguntó acerca de si tuvo éxito, contestó: ‘El hombre es evaluado sobre la base de sus enemigos: William Buckley me llamó un perdedor, Glenn Campbell, ex director de la Hoover Institution de Stanford, me llamó un problema’.”

“Antony Sutton ha sido perseguido pero nunca enjuiciado por su investigación y la subsecuente publicación de sus hallazgos. Su carrera predominante fue destruida por su devoción hacia la revelación de la verdad

CONCLUSIÓN

El conflicto controlado (escenario) entre la tesis (capitalismo) contra la antítesis (comunismo) debería desembocar en la síntesis deseada por la elite global; la tercera posición, el Nuevo Orden Mundial bajo un único gobierno mundial fascista (Naciones Unidas).

Esta síntesis, la tercera posición se define como “…movimientos diversos que son considerados de orientación fascista o neofascista, opuestos tanto al capitalismo como al socialismo y que no admiten su posicionamiento en el espectro político izquierda-derecha.”

Nuevamente es lamentable que la historia no sea revisada, que la gente siga creyendo en el mito de las ideologías cuando la verdad está al alcance de aquel que investigue un poco más del tema, pero no en los libros de historia oficiales, sino en aquellos documentos que precisamente nadie menciona.

Recuerda el refrán del saber popular :

Si todo el mundo cree algo, probablemente sea falso.”

Levante la mano aquel que todavía tenga dudas acerca de la existencia de una conspiración global.

SITIOS RECOMENDADOS

• Douglas Reed. La Controversia de Sión. Las advertencias de Disraeli.
http://www.controversyofzion.info/Controversy_Book_Spanish/Controversybook_es/Controversybook_es_21.htm

• Carroll Quigley Quotes. http://quotes.liberty-tree.ca/quotes_by/carroll+quigley

• Dennis L. Cuddy. Our Feudal Future. http://www.newswithviews.com/Cuddy/dennis72.htm

• Illuminati. Order of The Illumined ’Wise Men’.
http://www.bibliotecapleyades.net/esp_sociopol_illuminati.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s