EL MITO DEL ORIGEN DEL PETRÓLEO

El origen ABIÓTICO del petróleo.

¿Petróleo sin dinosaurios?

Estamos en presencia de uno de los mitos más increíbles de la historia. Increíble porque la afirmación de que el petróleo viene de los dinosaurios es casi un artículo de fe, porque a los geólogos se les enseña esto, ellos lo dan por hecho y las escuelas lo pregonan a los cuatro vientos. Pero. ¿Qué hay de cierto? Revisemos la siguiente información:

Recordemos un poco la versión oficial, que podemos ver en la definición que da del petróleo Wikipedia:

“El petróleo (del griego: πετρέλαιον, “aceite de roca”)… es de origen fósil, fruto de la transformación de materia orgánica procedente de zooplancton y algas que, depositados en grandes cantidades en fondos anóxicos de mares o zonas lacustres del pasado geológico, fueron posteriormente enterrados bajo pesadas capas de sedimentos. Se originaron a partir de restos de plantas y microorganismos enterrados por millones de años y sujetos a distintos procesos físicos y químicos. La transformación química (craqueo natural) debida al calor y a la presión durante la diagénesis produce, en sucesivas etapas, desde betún a hidrocarburos cada vez más ligeros (líquidos y gaseosos).”

Sí, ésa es la versión que nos enseñaron en la escuela.

Sin embargo la sonda espacial Cassini que, después de un viaje de poco más de 7 años, llegó a la luna de Saturno, Titán, descubrió que en la superficie de esta luna hay lagos y mares de hidrocarburos, que en conjunto supera las reservas de petróleo y gas de la tierra. Titán es una fábrica gigante de productos químicos orgánicos.

Siguiendo la teoría oficial se podría afirmar entonces que alguna forma de vida se desarrolló hace millones de años en esta luna, que tiene una TEMPERATURA MEDIA DE 179 GRADOS CENTÍGRADOS BAJO CERO, posteriormente se extingúió, sus restos fueron comprimidos en las capas interiores y que ahora toda esa materia resultante está brotando inundando su superficie. Se podría pensar eso… o que simplemente el petróleo no tiene un origen biótico.

Un muy buen amigo mío, Físico experto en materiales, que me dio la siguiente explicación, que en lo personal me parece muy razonable:

“El metano es muy común en el universo. Es una molécula pequeña, muy estable y que requiere de condiciones de formación que pueden darse con frecuencia en el universo. Titán es un satélite muy frio (-180 oC, Casi la temperatura del nitrógeno líquido) y compuesto en gran medida por metano (5%), tan frio es Titán que el metano se encuentra en estado líquido. Eso explica los mares de metano que allí existen. Tales condiciones no existen en la tierra (hay muuuuucho menos metano) por lo que extrapolar los descubrimiento a la evolución de la tierra no es del todo acertado. Por ejemplo, la temperatura en la tierra es tan grande (alta) con respecto a la de Titán que el metano no puede licuarse por compresión. Es por eso que el gas acompañante del petróleo (mayormente compuesto por metano) debe transportarse en forma gaseosa.

Concluyendo, es probable que en la tierra haya metano de origen abiótico, pero eso no significa que TODO el petróleo lo sea. Prefiero la idea de que hay un poco de todo.”

Hasta aquí la explicación. Ahora bien, el eminente matemático, astrofísico y escritor británico Fred Hoyle escribió en 1982:

“La sugerencia de que el petróleo pudiera haber surgido de algún tipo de transformación de pescado aplastado o detritus biológico es sin duda la noción más estúpida que ha tenido entretenida a un importante número de personas durante un prolongado período de tiempo”.

De hecho hay un artículo en Wikipedia que trata de la teoría del origen inorgánico o abiótico del petróleo. Reproduzco un fragmento:

“Uno de los obstáculos principales en el desarrollo de la teoría abisal y abiótica del origen del petróleo ha sido la carencia de resultados experimentales reproducibles y fiables que confirmen la posibilidad de la síntesis espontánea de sistemas HCs complejos bajo las condiciones del manto superior de la Tierra. Es decir, no es admisible científicamente.”

Dimitri Ivanovich Mendeléiev, el famoso químico ruso creador de la tabla periódica de los elementos consideró el origen abiótico del petróleo y escribió que:

“El hecho capital a tener en cuenta es que el petróleo nació en las profundidades de la Tierra, y es sólo ahí donde hay que buscar su origen”

Éste y muchos otros destacados científicos han apoyado la teoría abiótica del petróleo y podrán encontrar los detalles, artículos relacionados e infinidad de referencias en el artículo “Origen abiótico del petróleo” de El Proyecto Matriz.

LA CONFIRMACIÓN DE LA TEORÍA ABIÓTICA

Podríamos decir entonces que tan válida es la teoría biótica como la abiótica del origen del petróleo pero, entre los años 1998 y 2000, se realizaron en el Instituto de Física de Alta Presión en Rusia, experimentos que recrearon las condiciones del manto terrestre en un laboratorio. Los resultados obtenidos en estos experimentos fueron confirmados el año 2004 por Scott observándose:

“…la formación de hidrocarburos a través de la reducción de carbonato a presiones y temperaturas del manto superior. Ellos han demostrado que el metano se forma a partir de FeO, CaCO 3 -calcita, y el agua a presiones entre 50 y 110 kbar y temperaturas que oscilan entre 500 ° C a 1500 ° C.

Por lo tanto, los resultados obtenidos por dos grupos independientes de investigadores confirman uno de los principales avances en la teoría del origen del petróleo abisal no biótico: los sistemas complejos de hidrocarburos puede ser generado espontáneamente profundamente en la Tierra, en las condiciones actuales en el manto superior.”

El artículo completo lo podrán encontrar en “Desafío para la Industria del Petróleo La confirmación experimental”.

Por último, está el interesante artículo de Lawrence Solomon, “Petróleo sin dinosaurios” del cual reproduzco unas líneas a continuación:

“En un estudio publicado en Nature Geoscience, investigadores del Instituto Real de Tecnología (KTH) de Suecia y del Laboratorio Geofísico de la Carnegie Institution de Washington se unieron a sus colegas de la Academia Estatal Lomonosov de Tecnología Química de Moscú en la publicación de la evidencia de que los hidrocarburos pueden ser producidos de 40 a 95 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra. A estas profundidades – en lo que se conoce como manto superior de la Tierra – las altas temperaturas y las intensas presiones se combinan para generar hidrocarburos. Los hidrocarburos luego emigran hacia la superficie de la Tierra a través de fisuras en la corteza de la Tierra, a veces alimentan las piscinas existentes de petróleo, a veces crean otras nuevas. Según el Instituto Real de Suecia, “los fósiles de animales y plantas no son necesarios para generar el petróleo crudo y el gas natural.”

Recordemos qué se dice del Método Científico en Wikipedia:

“La ciencia no pretende ser ni absoluta, ni autoritaria, ni dogmática. Todas las ideas, hipótesis, teorías; todo el conocimiento científico está sujeto a revisión, a estudio y a modificación. El conocimiento que tenemos representa las hipótesis científicas y teorías respaldadas por observaciones y experimentos (método empírico).

Para no caer en el prejuicio cognitivo es necesario, por tanto, la experimentación, el no hacerlo llevaría a la misma negligencia puesto que la verdad de una aseveración según el método científico recae en la fuerza de sus evidencias comprobadas por experimentación. Después de llevar a cabo la experimentación se analizan los resultados y se llega a una conclusión. Si los resultados respaldan la hipótesis, ésta adquiere validez; si los resultados la refutan, ésta se descarta o se modifica presentando nuevas formas para refutarla.”

La teoría abiótica del origen del petróleo ha sido confirmada experimentalmente entonces, ¿por qué simplemente no se acepta, se difunde y se modifican todos los libros de texto del planeta? Pues porque no estamos considerando un punto medular: EL DINERO.

EL DINERO

A continuación les presento fragmentos del interesante artículo “Los orígenes del petróleo – Entrevista al Coronel Fletcher Prouty”.

El Coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de Norteamérica, Fletcher Prouty. Fue un Autor crítico de la política exterior de los Estados Unidos, fue confidente del juez Garrison en el caso del Golpe de Estado contra el presidente John F. Kennedy, asesor del director Oliver Stone en la película “JFK: Caso Abierto” (en la que sirvió de inspiración para el personaje “Mister X”); con una carrera militar de 23 años, alcanzó el rango de Coronel, incluyendo años de servicio en el Pentágono (1955-1964) sirviendo en el Joint Chiefs of Staff, Secretario de Defensa de Estados Unidos y la Fuerza Aérea. Sirvió de oficial de enlace del Pentágono con la CIA, donde obtuvo conocimiento íntimo de lo que relata en sus libros. Falleció pocos meses antes de los auto atentados del 11 de septiembre de 2001.

Revisemos ahora algunas de las afirmaciones del Coronel Prouty:

Prouty suscribió la teoría de que el petróleo no es un derivado de los fósiles y apoyó la teoría del origen abiótico. Explicó cómo el petróleo fue falsamente clasificado como combustible fósil ya en 1892 y cómo este engaño fue reforzado en los años 70 por Kissinger y Rockefeller. De muchos es ya bien sabido cómo las élites utilizan la ciencia para su propio beneficio, para justificar sus acciones, para mantener su supervivencia como especie parasitaria y para desplegar su agenda…

“Rockefeller se adelantó con algunos científicos, los cuales dijeron que el petróleo era hidrógeno, oxígeno y carbón (como la materia orgánica). Por lo tanto, (para ellos) el petróleo tenía que ser un derivado del despojo y putrefacción de la materia orgánica.”

“Nunca se han encontrado fósiles reales por debajo de 16.000 pies (casi 5 Km)… pero extraemos petróleo a 30.000 pies o más (aprox. 9 Km) todos los días de la semana. Por lo tanto, descartamos que se trate de un combustible fósil. Lo llaman combustible fósil para que las mentes piensen que se trata de un activo que se está acabando por agotamiento.”

“Hoy existe un exceso de oferta en el mercado, y aquellos que controlan el petróleo están haciendo todo lo posible para limitar la producción con el fin de mantener los precios altos. Para lograrlo, reciben gran ayuda del gobierno… Los hombres del petróleo siempre han deseado un control monopólico, y con él pretenden cobrar tanto dinero como les sea posible por cada galón de gasolina. Ellos quieren hacernos creer que nuestro ritmo actual de consumo de petróleo puede durar unos 20 o 30 años antes de que se agote. Consiguen que ello suene creíble gracias a su fábula de la “materia orgánica descompuesta.”

Por último citaré las palabras del Dr. Jack F. Kenney, miembro del Instituto de la Física de la Tierra perteneciente a la Academia Rusa de Ciencias, Moscú y de la empresa Gas Resources Corporation de Houston, Texas que pueden encontrar en el artículo CONSIDERATIONS ABOUT RECENT PREDICTIONS OF IMPENDING SHORTAGES OF PETROLEUM EVALUATED FROM THE PERSPECTIVE OF MODERN PETROLEUM SCIENCE.

“No ha habido ningún debate sobre el origen de los hidrocarburos durante más de un siglo. Físicos, químicos, ingenieros químicos y expertos en termodinámica competentes, han sabido que el petróleo natural no evoluciona a partir de material biológico desde finales del siglo XIX.”

CONCLUSIÓN

Después de haber realizado esta investigación en la que hemos desenmascarado definitivamente el mito, podemos afirmar que el petróleo no viene de los dinosaurios y que esta mentira fue construida para poder controlar los precios del segundo líquido más abundante de la tierra, para poder sacar hasta el último centavo a cada litro de petróleo que se negocia y, en resumen, para controlar este mundo. Nuevamente los científicos se han prostituido para servir a los intereses de los dueños del dinero.

Todo esto no debe malinterpretarse; el hecho de que el petróleo tenga un origen abiótico no significa que el ser humano deba desangrar por completo a este planeta. Los recursos naturales deben servir a toda la humanidad no solo a unos cuantos estafadores, por lo que el objetivo final debería ser el uso racional y equilibrado, considerando al sistema holístico que es la tierra.

En relación a esto, actualmente existe la tecnología (que no se utiliza por la sencilla razón de que no genera ganancias) para sustituir gran parte de los requerimientos energéticos del mundo provenientes del aprovechamiento de los rayos solares, de la fuerza de los vientos, de la energía volcánica e incluso de las mareas, instalando turbinas que capturan este movimiento generando energía, y aunque este tema será tratado en otro artículo posterior, pondré sólo un ejemplo mencionado en la película Zeitgeist Addendum de Peter Joseph:

“No tenemos que utilizar nada que contamine el medio ambiente. Hay muchas fuentes de energía disponibles. El verdadero potencial de estos medios sigue siendo inexpresable. La energía derivada del sol tiene tal abundancia que una hora de luz a altas horas contiene más energía que lo que todo el mundo consume en un año. Si pudiéramos capturar una centésima parte de esta energía, el mundo nunca tendría que utilizar petróleo, gas o cualquier otra cosa.”

Las acciones concretas a seguir son el difundir esta información con todas las personas con las que tengamos contacto, aunque sea a manera de comentario, ¿por qué? Pues porque los medios masivos de comunicación controlados nunca la darán al aire y mucho menos las escuelas cambiarán de golpe la información de sus libros de texto. En el momento en que la mayoría de la gente sepa la verdad, la evidente mentira caerá por su propio peso.

Por último, este conocimiento tampoco está grabado en piedra, la función de la ciencia es precisamente que todas las teorías podrán ser revisadas a la luz de nuevas investigaciones o descubrimientos. En eso, precisamente, radica el poder de la ciencia.

Anuncios