LA MECÁNICA DE LOS MITOS.

Desde niños hemos tenido contacto con los mitos de una u otra manera en la forma de, por ejemplo, Los Reyes Magos, Santa Clauss, etc. A medida que vamos creciendo estos mitos son reemplazados por otros mitos “para adultos”. Por ejemplo, las creencias religiosas, la moda, los deportes, los espectáculos, las cuestiones políticas y todas aquellas que influyen sobre nuestra percepción de la realidad.

Pero, ¿qué significa todo esto? ¿En dónde terminan los mitos y en dónde comienza la realidad? ¿Por qué vamos por la vida en un nivel de conciencia tal que no nos detenemos a cuestionar prácticamente nada? ¿Qué papel desempeñan nuestros padres en la continuidad de estas creencias?

Michio Kaku, el famoso físico teórico americano de origen japonés, afirma que nacemos siendo científicos porque desde ese momento nos preguntamos cual es el origen de todo lo que vemos y luego algo pasa, vienen los “años peligrosos”, los años en la primaria y la secundaria, en donde literalmente aplastan todo eso, hacia lo peor. Él cita a Einstein quien dijo que “cada flor de curiosidad es aplastada por la sociedad en sí misma”, porque nos enseñan a aprender de memoria todos los “hechos” y cifras que se nos presentan y por eso llegamos a pensar que la memorización es ciencia, y eso no es verdad en absoluto.

La relación entre esos datos que tenemos que aprender en la escuela y los mitos es que en ambos casos se usa el mismo sistema de repetición. Aprender de memoria lo que se nos dice es lo importante aquí, la validez de los datos o el origen de ellos no nos deben de interesar, sólo debemos de limitarnos a repetir.

Nosotros aplicamos esta fórmula con nuestros hijos porque nuestros propios padres lo hicieron con nosotros y así sucesivamente, perpetuando esta forma de “condicionamiento mental”. ¿Por qué hacemos esto? Pues por la tradición irreflexiva que crea gente “a modo”, gente que se arrodille ante un sacerdote y que le bese la mano, gente que crea que las elecciones son limpias, gente que diga “no me importa, déjame ver mi telenovela”, etc.

¿Es eso lo que queremos para nuestros hijos? ¿Que se conviertan en gente que pueda ser manipulada por cualquiera? Por eso, por ejemplo, el negocio de la iglesia católica ha sido tan exitoso, porque nos hemos permitido convertirnos a nosotros mismos literalmente en un gigantesco rebaño de ovejas.

El objetivo de este blog es presentar información, datos alejados de cualquier tipo de misticismo, información que, increíblemente, se ha mantenido oculta por generaciones. No pretendo que se crea lo que aquí se presenta, cada quien puede creer lo que quiera pero, con el poder que da el conocimiento, podrán tener las bases para comenzar, si así lo deciden, a dudar y a ver las mentiras en las que hemos estado inmersos.

Algunos seguirán pensando que todo esto es sólo una recopilación de “teorías conspirativas” pero otros tal vez querrán ir más allá, dejarán de ser repetidores de mentiras y realizarán su propia investigación, conscientes de que efectivamente aquello que piensan define su realidad.

Rimardimx.

Anuncios